actualizado: 18/12/2017
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Con el apoyo de:

I FERIA DEL PASTOR Y DE LOS PERROS PIRENAICOS

Organizada por el INSTITUTO PIRENAICO DEL PERRO DE MONTAÑA DE LOS PIRINEOS, patrocinada por el EXCMO. AYUNTAMIENTO DE PUIGCERDÀ y con la colaboración del CLUB DEL GOS D'ATURA CATALÀ, se celebraba, el día 10 de Octubre de 2004, la 1ª FERIA DEL PASTOR Y DE LOS PERROS PIRENAICOS.

Aunque los miembros que integran el INSTITUTO, entre los que se encuentran pastores, veterinarios, criadores y estudiosos del Perro de Montaña de los Pirineos, tienen conocimientos y experiencia dilatada en todas las cuestiones relacionadas con el perro de protección y en especial con el Montaña de los Pirineos, el INSTITUTO, como tal asociación, si que podemos decir que está comenzando su andadura, y esta FERIA ha supuesto el primer acto público que organiza esta institución.

La Plaza del Call de Puigcerdà, hermosa y cosmopolita villa, capital de la Cerdanya en el corazón de los Pirineos Orientales, fue el escenario, durante toda la jornada de una amplia y sugestiva representación pastoril pirenaica, sin miras comerciales y con un propósito lúdico y didáctico

Diversos oficios y actividades se congregaron en esa bonita plaza, junto a los perros pirenaicos: Perro de Montaña de los Pirineos, Gos d'Atura Català, ofreciendo a los visitantes una muestra vital e interactiva de los fundamentos del trabajo pastoril, en los que el perro recupera el papel fundamental que había ido disminuyendo en los últimos años.

Ciertamente, el retorno a la cordillera pirenaica de grandes predadores como el lobo y el lince, la recuperación del oso y la aparición de los perros errantes que atacan los rebaños, ha creado la necesidad de volver a usar, como perro de protección de rebaños, esta antiquísima y legendaria raza llamada hoy en día Perro de Montaña de los Pirineos.

El Instituto Pirenaico del Perro de Montaña de los Pirineos, organizador de esta FERIA, tiene como objetivo potenciar y divulgar la raza, al mismo tiempo que dar a conocer al gran público la labor que realiza en su función de perro de protección de rebaños y favorecer la comprensión y respeto hacia su trabajo. Para ello, nada mejor que su exhibición en un atractivo entorno típico que, a juzgar por los comentarios del numerosísimo publico asistente, despertó un interés y entusiasmo desbordante.

Entre los artesanos mas tradicionales pudimos apreciar a "l'escloper" y su maestría en la elaboración de zuecos, junto a él, otro artesano mostraba una completa y primorosa colección de zuecos, para trabajo, para fiesta, de mujer, de hombre…

Pastores construyendo vallas a partir de troncos y ramas para cercar el rebaño, musicando collares, o lo que es lo mismo, realizando bellísimos dibujos a punta de navaja en los collares de madera que lucirán sus ovejas. Una nota de cultura musical la puso un pastor tocando el acordeón diatónico, típico instrumento de la cultura pirenaica.

Otros pastores y pastoras, ataviados con antiguos vestidos típicos del siglo, hilando y tejiendo lana, quisieron también, confirmando su destreza, hilar un poco de la lana del Perro de Montaña de los Pirineos.

Miniaturas de madera reproduciendo diversos animales y artículos relacionados con la vida pastoril. Artesano exponiendo las típicas arrancaderas, zumbas....

Ganaderos con útiles tradicionales para trabajar la madera como una gran caladora de arco, etc. Afiladores, con un extenso muestrario de cuchillos, navajas … La oveja ripollesa también estuvo presente a través de la Asociación Nacional de Criadores de Ovinos de Raza Ripollesa (ANCRI) que daban explicaciones sobre la cría y producción de esta raza autóctona.

Artesanos queseros ofrecían los productos derivados de la leche de oveja y cabra. No faltaron tampoco los herreros golpeando con sus martillos los yunques y llenando la plaza de sonidos cadenciosos mientras forjaban carlancas y otros aperos agrícolas y ganaderos.

También estuvo presente un conocido botánico-artesano que reside en los Pirineos y que además de presentar ungüentos y preparados que han usado tradicionalmente los pastores para curar a sus animales, elaboró artesanalmente desde primeras horas de la mañana, el conocido aceite de enebro, antaño indispensable para desinfectar y cicatrizar las heridas.

Cada media hora, aproximadamente, se presentaban al fondo de la plaza, sobre unas escalinatas que daban acceso a un extenso escenario, unos hermosos ejemplares de Montaña de los Pirineos junto a otros simpáticos y no menos atractivos de Gos d'Atura, mientras se iban dando explicaciones por megafonía de las características y funciones de las dos razas, ante una concurrencia atenta y numerosa que, al terminar las explicaciones del orador no dudaba en subir al citado escenario para acariciar y admirar más de cerca a los perros.

Para reforzar esta labor de concienciación, el Instituto ha editado unos cuatrípticos ilustrados con sugestivas fotografías donde, de una manera amena y resumida, se explica el trabajo milenario del Perro de Montaña de los Pirineos como perro de protección de rebaños y la forma más adecuada de actuar ante un eventual encuentro con un rebaño protegido por estos colosales perros.

Como conclusión diremos que, según todas las opiniones recogidas, la iniciativa ha resultado todo un éxito, con una gran acogida tanto por parte de visitantes y curiosos como por los colaboradores entre los que no queremos olvidar a los propietarios de Montañas de los Pirineos y "Gossos d'Atura" que no han dudado en acudir a la llamada de la organización para mostrar a sus ejemplares, lo que hizo posible poder exhibir una amplia representación de magníficos Montañas y Gossos d'Atura.

Haciéndose eco también de la manifestación diversos medios de comunicación, como TV3, diversos periódicos y revistas especializadas.


 
© 2005-2016 Instituto Pirenaico del Perro Montaña de los Pirineos
telf: +34 - 629 61 33 99
info@institutpirinenc.org