actualizado: 18/12/2017
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Con el apoyo de:

SEGUIMIENTO DE MPR EN GALICIA:
AVENTURAS Y DESVENTURAS DE “DARWIN”

Cuando allá por el mes de septiembre del 2007 hicimos entrega del M.P.R  “Darwin da Gandara de Barrantes” nuestras expectativas como primer Montaña de Protección de Galicia entregado por el Instituto Pirenaico eran muy altas.

El acoplamiento del cachorro al rebaño fue un éxito desde el primer día, y es que desde entonces apenas se ha separado del rebaño como comentaremos más adelante.

”Blanco”, el viejo Montaña encargado del aprendizaje de Darwin, ha tenido mucho que ver en este éxito, desde el primer momento lo aceptó como compañero y amigo. Con su seriedad le ha enseñado desde el primer día cual iba a ser su relación con las ovejas y cabras enseñándole que, como nueva familia, debería de quererlas y protegerlas

darwin

Darwin, desde su entrega no ha tenido más contacto que con el rebaño y con el pastor, siendo con éste mínimo, sin embargo, la interacción humana ha podido tener consecuencias drásticas, la irresponsabilidad de algún vecino de la zona, “enamorado” de la belleza del perro, provocó un accidente muy grave que por los pelos ha estado a punto de tirar todo nuestro trabajo por la borda: ofrecerle comida a un perro que está haciendo un trabajo muy duro en el que abundan las penurias no es una buena idea.

Darwin siendo un cachorro de apenas 4 meses ante este ofrecimiento no dudó en separarse de su rebaño y cruzar una carretera, con tan mala suerte que le pasó un coche por encima, el resultado fue una contusión pulmonar muy grave y el fémur de una de sus patas traseras partido, por primera vez tuvo que ser separado de su rebaño e ingresado en el hospital “Rof Codina” de la facultad de veterinaria de Lugo. Allí permaneció una semana hasta que pudieron operarlo, operación que antes no se pudo llevar a cabo debido al problema respiratorio provocado por el accidente. Sin embargo, y no tenemos ninguna duda, que le ha servido de lección y no volverá a fiarse de nadie. Su recuperación ha sido asombrosa, desde el día que saliera del hospital ha estado con su familia de ovejas y su amigo “Blanco”. En pocos días ya estaba corriendo hasta el día de hoy que nosotros mismos hemos podido contemplar a un jovencísimo Montaña del Pirineo con una fortaleza impresionante y un movimiento tan elegante como seguro, los vestigios del accidente han quedado en una anécdota que formará tan solo parte de su historia

Darwin

“Blanco” con casi 13 años de edad se ha ganado una jubilación más que merecida, ahora forma parte de una familia lejos de los peligros derivados de la sierra, Darwin ha cogido su relevo, en estos momentos permanece él solo con un rebaño en la zona de “Pastoriza”. La visita que le hemos realizado hoy no lo ha alterado en absoluto, nos acercamos en silencio, pero no demasiado, a las ovejas con sus corderitos, él simplemente nos sigue con la mirada, si caminamos hacia la otra punta del rebaño se levanta y se acerca guardando las distancias, no vemos el menor atisbo de miedo ni de alegría, sin duda la dura vida que lleva lo ha hecho madurar prematuramente, nos observa sin más, sin duda intuye que no somos un peligro para su rebaño, vemos a las ovejas pariendo en ese momento, él se acerca, lame un poco a los recién nacidos y vuelve hacia nosotros lo cual nos permite sacarle unas instantáneas. El frío y viento que hay en estos momentos es tremendo, así entendemos que Darwin haya sacado tan precioso pelaje

Después de un rato llega Alejandro, el pastor, le preguntamos sobre el M.P.R, está sorprendido de que siendo tan joven se haya convertido ya en un excelente perro de protección, también le preguntamos sobre los temporales de lluvia y nieve que suele haber por la zona y es que ni perro ni rebaño con sus recién nacidos tienen donde refugiarse, él nos contesta que los corderos que no sobreviven es que no son lo demasiado fuertes y que la misma selección natural se encarga de que solo los mejores sobrevivan, lo mismo ocurre con nuestro joven Montaña

Dentro de unos meses, ya entrando el verano, Darwin será trasladado a los rebaños situados en las zonas más altas, allí estará acompañado de más perros ya que la zona lo requiere debido a su alta peligrosidad, los ataques de lobo en Galicia ya se cuentan por centenares a lo largo del año siendo esta una zona tremendamente castigada. Nosotros esperamos que con este tipo de iniciativas que llevamos a través del Instituto Pirenaico, cediendo ejemplares muy válidos para proteger los rebaños de los pastores, podamos aplacar los ánimos de revancha hacia los lobos que casi con toda seguridad acabará en batidas. Sin embargo, tenemos la esperanza de que no sea el problema de nuestro pastor ya que además de tener a excelentes perros de protección también tiene a Darwin

Rafa Fernández (afixo “da Gandara de Barrantes”)
Fernando Fandiño (afixo “do Liboreiro”)


 
© 2005-2016 Instituto Pirenaico del Perro Montaña de los Pirineos
telf: +34 - 629 61 33 99
info@institutpirinenc.org